24 agosto 2020

Queratocono, problema y solución.

El queratocono es un defecto visual en el que la córnea adopta una forma cónica (como su propio nombre indica). Cuando empieza a desarrollarse sus síntomas no son muy distintos a otros defectos de la vista más comunes. Pero a medida que crece, la agudeza visual disminuye, algo que no puede corregirse con gafas, por lo irregular de la forma de la córnea.

Cuando el queratocono es incipiente se puede tratar con una lente blanda, pero en la gran mayoría de los casos la mejor opción es una lente RGP. Me explico. Se trata de una lente rígida y porosa, que hace que el ojo con queratocono tenga una superficie regular, que a la vez permite que el oxígeno pase al ojo, y que no requiere de hidratación más allá de la del propio ojo.

Las lentes rígidas se utilizan menos en otros casos por ser más incómodas que las blandas. Por eso, en casos de inadaptación, se le ha añadido el apoyo escleral. Así la lente pasa de tener un diámetro de 9mm a 15mm, de forma que se apoya en una zona menos sensible del ojo y tiene así menos movimiento.

La lente RGP es la que más se utiliza en caso de queratocono y otras irregularidades de la córnea, porque es la única lentecapaz de crear una superficie lisa y de evitar que la irregularidad crezca. Una lente blanda se adaptaría a la forma de la córnea.Se trata de una lente de gran calidad y muy personalizada a cada paciente.

0 comentarios

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
×