24 agosto 2020

Lentes de contacto de geometría inversa: dormir bien para ver mejor.

La llamada ortoqueratología utiliza unas lentes semirrígidas que durante la noche aplanan la zona central de la córnea para corregir la miopía. Así el paciente se las quita por la mañana y tiene una visión clara durante todo el día sin necesidad de usar gafas o lentillas. Este método pueden corregir hasta 10 dioptrías de miopía e incluso con astigmatismo.

Se trata de una alternativa a la operación láser totalmente reversible, dado que su objetivo es el mismo (aplanar la córnea), solo que, además de no asumir los riesgos de pasar por quirófano, el paciente puede decidir en cualquier momento dejar de usarlas, algo muy interesante dado que la llegada de la vista cansada (o presbicia), que a todos nos llega a partir de los 40 años, se compensa en parte con la miopía.

Este método está aprobado por la FDA (Food and Drugs Administration of EEUU), una de las máximas autoridades sanitarias, y su uso está especialmente recomendado en deportistas y niños para el control de la miopía (para evitar que aumente, o frenar su ritmo de crecimiento).

Me gustaría dejar claro que se trata de una terapia que puede tener distintos resultados en dos personas que tengan exactamente el mismo problema visual, porque su éxito depende también de la exigencia de cada paciente, de su actividad diaria, de su trabajo o incluso de sus aficiones. La terapia requiere además un proceso y el resultado final no es instantáneo, si no que la lente va bajando dioptrías progresivamente. La adaptación puede ser de una semana, aunque este tiempo también depende de la exigencia de cada persona.

Los parámetros de cada lente dependen de las dioptrías del paciente y del radio de curvatura de la córnea. Se trata de una lente semirígida: es un material poroso, que deja pasar el oxígeno al ojo y que no acumula suciedad, por lo que son fáciles de limpiar. Esta porosidad tiene otra ventaja importante: las lentes no requieren mantenerse hidratadas y esto hace que los pacientes con ojos con problemas de lágrima no los agudicen. Es importante cambiar las lentes una vez al año porque su eficacia depende de su forma y de sus tratamientos.

Aunque este método pueda parecer nuevo yo llevo trabajando con él desde 2007, y además tengo que decir que tanto mi hermana como yo mismo fuimos de los primeros pacientes en probarlo y seguimos usándolo 7 años después. Por eso os animo a pasar por la óptica a preguntar por él, os estamos esperando :).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
×